Connect with us

Buscador de noticias

Historias de Vida

Vendedor de chipas asegura que dejó el alcohol y recuperó su familia gracias a Rodrigo Tapari

El cantante se convirtió en su padrino de bodas hace cuatro años

 

Carlos Alberto Cantero vive en el barrio Obrero y se convirtió en toda una
atracción en la zona del microcentro durante la mañana de este viernes
porque exhibió una bandera con la imagen del músico Rodrigo Tapari en su
puesto de venta de chipa en plena plaza San Martín, frente al Ministerio de
Turismo. El artista fue el plato fuerte en el escenario mayor anoche, en la
primera jornada de la Fiesta de la Corvina.

Pero detrás de su fanatismo hay una hermosa historia de vida, que incluye
admiración, amistad, respeto, humildad y superación.

“Lo conozco hace 10 años y lo considero un amigo. Se convirtió en mi padrino
de bodas hace cuatro años. Estoy muy contento de haberlo conocido porque
cambió mi vida. Él es una persona muy humilde, al igual que su esposa,
Antonela. Estoy en contacto con ellos y ya mandé fotos de la bandera”,
expresó Cantero a La Mañana.

La figura del músico plasmada en la bandera la pintó el artista formoseño
Pedro Valenzuela y la llevó al festival de la Fiesta de la Corvina para que Tapari
le estampara la firma.

En varios tramos de la entrevista, remarcó la bondad que existe en el corazón
del reconocido intérprete de la música tropical, quien lo ayudó en un
momento oscuro de su vida. “Él cree mucho en Dios, es evangélico y me
cambió la vida, me sacó del alcoholismo. Tomaba mucho y no podía parar, y el conocerlo me hizo bien. El y su esposa me hablaron mucho y salvé mi familia.

Me dijo que si cambiaba mi vida, iba a ser el padrino de mi boda y
cumplió. Ya llevo cuatro años de casado”, detalló.

Remarcó que también lo admira como artista porque también es músico y
disfruta del talento de Rodrigo. “Vendo chipas y trabajo en eventos. Me la
rebusco y siempre estoy en todos los recitales de Rodrigo en Formosa. Las
veces que estoy me reciben con los brazos abiertos, tanto él como la banda.
Nunca me negaron el saludo. Cuando actuó en El Colorado, los de seguridad
no me querían dejar entrar y después él mismo me mandó llamar”, recordó.

 

(La Mañana)

COMPARTIR:

Tambien te puede interesar...