Connect with us

Buscador de noticias

Locales

Por la bajante del río Paraná Formosa entra en emergencia hídrica por 180 días

Los pronósticos a mediano plazo anticipan otro evento “Niña” por segundo año consecutivo. El Gobierno declaró la emergencia hídrica por la baja del Paraná. Los efectos en el campo.

Los principales institutos climáticos internacionales comenzaron a advertir por la posibilidad de un nuevo evento “La Niña” en Sudamérica que causaría, por segundo año consecutivo, falta de lluvias y humedad en los suelos de las regiones productivas (agrícolas y ganaderas) argentinas.

“Sería una tragedia que se cumplan estos pronósticos porque a eso hay que sumarle la bajante del río Paraná -que ya superó a la de 1944 y es la peor de la historia- y que no tendría un caudal de agua razonable hasta el segundo semestre del 2022”, dijo a LPO Salvador Di Stefano, consultor privado.

“Esto puede cambiar el eje de la producción de granos en la Argentina”, alertó Di Stefano. “El Gobierno se está comprando un problema al no verlo. Si no actuamos ahora no vamos a poder amortiguar los problemas que origine una sequía en la economía doméstica”, agregó.

Para el analista, el combo sequía + baja del Paraná puede provocar que el país se divida en dos: “Por un lado vamos a tener la seca con problemas para los productores y por otro una nueva geografía para exportar los granos del país con mayores costos logísticos”, alertó el entrevistado.

“Mucha carga que hoy sale por los puertos de la zona de Rosario tendrán que hacerlo por Bahía Blanca. Hoy se necesitan 5 barcos para trasladar lo que antes se hacía en 4. Se encarece el costo del flete y cambia el sistema de precios de todo el complejo de agregado de valor”, explicó Di Stefano.

Por el momento, sin contemplar los efectos de una eventual sequía, se proyecta que en la campaña 2021/22 se cosecharán en la Argentina alrededor de 49 millones de toneladas de soja, unas 54 millones de toneladas de maíz y cerca de 20,5 millones de toneladas de trigo.

“Habrá muchos problemas, dos años de sequía dejan quebrantos difíciles de levantar. Será difícil pagar en tiempo y forma alquileres y deudas. Para el NEA y el NOA ya es un problema trasladar mercadería a Rosario. Hacerlo a Bahía Blanca sería una catástrofe”, señaló el consultor.

El Gobierno, a través del decreto 482/21 publicado en el Boletín Oficial, declaró este lunes la Emergencia Hídrica por 180 días debido a la bajante del río Paraná. La medida a barca a las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en su carácter de presidente del Consejo Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil, deberá ahora delimitar con mayor exactitud “las áreas afectadas por la emergencia” en conjunto con diferentes áreas del Estado.

Un informe elaborado por el agroclimatólogo, José Luis Aiello, sostiene que “el cambio climático y los tiempos extremos se han instalado en todos los niveles de decisión, desde los gobiernos hasta las comunidades locales. El mismo afecta a la producción agropecuaria y a los mercados de granos”.

“La atención de los gobiernos a nivel global se debe volcar al cambio climático y a las acciones para limitar sus consecuencias”, dijo Aiello. “La reducción de emisiones, la limitación del consumo de energía, uso de renovables y el tratamiento de desechos deben ser prioridades”, concluyó.

Fuente: La Política Online

COMPARTIR:

Tambien te puede interesar...