Connect with us

Buscador de noticias

Locales

“Me dijo que no puede respirar”: su mamá está en un centro de aislamiento y no pudo verla antes de que la trasladen

La mujer se sentía mal desde hace varios días y fue llevada en ambulancia a un hospital tras el reclamo de la familia. TN continúa reflejando las pésimas condiciones en que viven 47 enfermos de coronavirus.

Formosa sigue entregando las postales más dramáticas e injustas de la pandemia de coronavirus. Colchones sin sábanas ni frazadas, agua fría, baños colapsados y una sola enfermera para 47 positivos de Covid-19 es la triste realidad que se vive en el centro de alojamiento improvisado en la Escuela Agrotécnica número 6 de Laguna Yema, a 380 kilómetros de la capital provincial.

Allí, la desesperación de las familias formoseñas quedó plasmada este martes por la noche en el llanto de una joven que no pudo despedirse de su madre cuando era trasladada en ambulancia ante el agravamiento de su cuadro.

“Hija, me siento mal, me duele la espalda. No puedo respirar casi”, le dijo la mujer en un mensaje de audio a su familia antes de ser trasladada a un hospital de Las Lomitas, a 100 kilómetros de distancia.

La hija y el padre de la mujer, que lleva 10 días alojada en un establecimiento improvisado, sin las mínimas condiciones y con custodia policial, presionaron durante todo el día para que se le brindara atención médica. Finalmente lograron que la trasladaran en ambulancia a un centro asistencial.

Un hombre trata de ver a su esposa cuando es llevada en ambulancia desde un centro de alojamiento de enfermos de coronavirus en Formosa (Foto: captura TN)

Pero la Policía impidió que la familia pudiera saludar siquiera a la mujer. Incluso, montaron un corredor para literalmente tapar su ingreso a la ambulancia. Desde la puerta de ingreso al complejo, su hija habló con Paula Bernini, enviada de TN.

“Vine para verla por lo menos, (pero) no pude. Está presa. Otra cosa no. Mi mamá tiene 49 años”, contó.

Y añadió: “Le mandé mensaje. Me puso ´hola hijita, bien mamita.. Bueno me alegro´. Y al rato (envía un audio en el que señala) ´¿sabés que, hija? me siento mal un poquito. Me duele la espalda. No puedo respirar casi´. Ahí ya estaba mal ella”.

“Iba a morir acá”

La joven no pudo aguantar y se echó a llorar mientras intentaba ver, a lo lejos, a su madre cuando era subida al ambulancia.

Su padre y esposo de la mujer contó a TN que quisieron verla, pero que les fue imposible. “Se pusieron tres (policías) delante para taparnos la visión. Veremos que hacen mañana”, dijo.

El hombre contó que en el centro de aislamiento “hay un solo oxígeno para todos” y afirmó: “Iba a morir acá. No tenían intenciones de llevarla. Si no hablábamos nosotros no pasaba nada”.

Y añadió: “Tendremos que ver la forma de comunicarnos. Tiene teléfono. Esperemos que mañana nos den resultados”.

“Queríamos verla, hablarle para ver cómo se sentía. Esperemos que mañana se comunique a ver cómo sigue”, expresó.

Finalmente, uno de los policías se acercó a la puerta y le avisó a la familia que la mujer había sido trasladada a Las Lomitas en la ambulancia que acabada de salir del complejo.

COMPARTIR:

Tambien te puede interesar...