Connect with us

Buscador de noticias

Locales

Apareció Conejero, criticó al Gobierno y le respodieron duramente

El Consejo de Atención de la Emergencia COVID-19 señaló que el obispo, José Vicente Conejero, hizo “un análisis parcial” de la realidad cuando pidió “medidas más humanas” ante la falta de trabajo de comerciantes por las restricciones. Los conceptos del organismo provincial incluyeron críticas contra el referente principal de la Iglesia, asegurando que se necesita “un pastor con olor a oveja”, es decir, con cercanía al pueblo.

En primer orden, el ministro de Economía, Jorge Ibáñez, señaló que el obispo hizo “un análisis parcial de la realidad porque no se contempla todo lo que está ocurriendo. Es cierto que en todo el mundo la pandemia trae recesión, ésta trae desocupación y consecuencias lamentables en la gente, pero también es cierto que se están implementando innumerables medidas de apoyo, principalmente a los sectores más vulnerables”.

Mencionó que se está en plena campaña de vacunación: “Es el único remedio que tenemos, y mientras lleguen, tenemos que cuidarnos”.

“También es cierto que tenemos que elevar una plegaria por todos aquellos que han perdido la vida, por sus familiares y seres queridos”, continuó Ibáñez, y consideró que es “muy parcial” referirse a lo que ocurre en toda la provincia “solamente observando que personas por día puedan ir a solicitar ayuda y asistencia”, como había mencionado diez Conejero a La Mañana. En cambio, dijo que hay una realidad “mucho más amplia y rica” de lo que está haciendo el pueblo de Formosa.

El ministro de Gobierno, Jorge González, tomó la palabra: “A veces hay que hacer una abstracción para evitar expresar lo que el corazón siente, porque quienes soñamos una Iglesia para el pueblo, soñamos con un pastor con olor a ovejas”.

Refiriéndose a Conejero, dijo que es “un pastor que no dijo una sola palabra con relación al formidable y pornográfico endeudamiento externo al que fue sometido el pueblo argentino durante la gestión nacional anterior, y que hipotecó el futuro de tantos y tantas que aún no han nacido”, a pesar de que el Papa se ha expresado al respecto. “Me deja mucho que desear”, agregó.

“Hubiera sido buena una palabra de aliento o un gesto de oración como lo hicieron nuestros hermanos Evangélicos en el Hospital Evita. (Pero no hizo) ni lo uno ni lo otro. No nos vamos a quedar en eso, cada uno tiene su ideología y la puede esconder de la manera que quiera. Yo soy formoseño y argentino; nací en esta tierra, me crié y moriré en esta tierra; otros, quizás no”, concluyó González, involucrando el origen español del obispo diocesano.

COMPARTIR:

Tambien te puede interesar...