Connect with us

Buscador de noticias

Interior

Histórico grito de libertad: Clorindenses recibieron a legisladores con una gran convocatoria

Un numeroso grupo de vecinos se reunió en la plaza de la Madre para reclamar “Clorinda Libre” ante la presencia de los diputados nacionales Waldo Wolff , Mónica Frade, quienes estuvieron acompañados por sus par formoseño Mario Arce, el Presidente de la UCR Martín Hernández y legisladores provinciales. Allí criticaron las medidas sanitarias tomadas por el gobernador, Gildo Insfrán, a quien acusaron de “cometer delitos” contra los Derechos Humanos.

El traslado de los legisladores, cuya visita fue repudiada por intendentes y concejales de todos los municipios del interior, tuvo inconvenientes: primero, un grupo de manifestantes del barrio Namqom les bloqueo, con palos y piedras en la mano, un camino alternativo que habían tomado un grupo de dirigentes de la UCR para esquivar otra manifestación en su contra, a la vera de la RN11.

Luego, la comitiva de Wolff tomó otro camino, el que lleva a Mojón de Fierro. Pero esta vez fue la Policía la que les impidió el paso atravesando una camioneta. Los motivos esgrimidos eran que los legisladores no tenían el PCR negativo realizado en Formosa (sí el realizado en Buenos Aires antes de venir) y que el camino “no estaba habilitado”.

Los diputados anunciaron que pasarían igual y que la fuerza se haría responsable de encarcelar a dos diputados de la Nación por circular. Finalmente, después de discusiones y planteos legales, el comisario mayor a cargo del operativo habría sido notificado de los resultados negativos de los hisopados.

Ya en Clorinda, se encontraron con la convocatoria de vecinos en la plaza de la Madre, donde un grupo denominado “Ciudadanas en alerta” entregó certificados a los visitantes declarándolos en nombre de la soberanía popular “ciudadanos ilustres” de la segunda ciudad, de manera de desagraviar las declaraciones de “persona no grata” que se multiplicaron en los Concejos Deliberantes e intendencias de la provincia.

Entre los primeros testimonios se escucharon los de Luis Dávalos, un joven al que habían detenido por trasladar a una persona que ingresó de manera irregular desde el Paraguay, pero cuya detención fue cuestionada por los golpes recibidos y la falta de información que tenía la familia sobre su paradero. Lo habían trasladado a Cabo 1° Noroña, a más de 200km de Clorinda.

 

Con información de La Mañana

COMPARTIR:

Tambien te puede interesar...