Connect with us

Buscador de noticias

Locales

Allanaron la casa del médico que realizó una huelga de hambre como protesta por el aislamiento

El doctor López Cano afirmó que se trata de una “represalia” a raíz de las quejas y protestas que viene realizando por las condiciones en que se encontraba haciendo la cuarentena tras retornar a la provincia.

El médico Héctor López Cano denunció que es víctima “de una represalia” por parte del Gobierno provincial, al recibir en la mañana de este domingo la inesperada visita de una veintena de policías que allanaron su casa “en busca de una toalla” que supuestamente habría sido hurtada del hotel donde días antes había cumplido parte de la cuarentena dispuesta por las autoridades sanitarias del COVID-19.

El profesional, que se desempeña laboralmente en el Hospital Central desde el 2008, relató las distintas situaciones que le tocó vivir desde que tuvo que iniciar la cuarentena preventiva tras regresar de un viaje a la provincia de Corrientes.

Comentó que todo comenzó en un hotel ubicado sobre la calle San Martín, donde tuvo un “brote psicótico”, por lo que consideró “condiciones infrahumanas” en que se encontraba cumpliendo el aislamiento.

“Fue ahí que anuncié que iba iniciar una huelga de hambre hasta que cambien mis condiciones de alojamiento, y se lo comuniqué al director del Hospital, Mario Romero Bruno, quien me dijo riéndose que me iba a venir bien porque me encontraba excedido de peso”, recordó.

Dijo que después de las quejas públicas que hizo durante su estadía en el primer centro donde estuvo alojado, lo trasladaron hasta el Hotel de Turismo, “donde por lo menos tenía una ventana que daba al río Paraguay”.

Sin embargo, señaló que si bien las condiciones del lugar habían mejorado, comenzó a sufrir “el permanente hostigamiento de los policías que hacían guardia en la puerta de mi habitación y no me dejaban moverme”.

“La provocación de los policías era permanente. Buscaban que yo reaccione”, manifestó, y añadió: “Lo que se vive en esas cuarentenas son reclusiones forzadas, sin ningún tipo de libertad, y vigilado las 24 horas”.

López Cano aseguró que todos sus hisopados, más de tres, dieron negativo durante su permanencia en los centros de alojamiento preventivo.

La Policía informó que secuestró “un toallón color blanco que guarda relación con la causa”

En un comunicado, la Policía informó que el sábado por la noche se recibió una denuncia en la Comisaría Primera, donde se daba cuenta de la sustracción de un juego toallas de tres piezas y un control universal para el aire acondicionado de la habitación, cuyos efectos proporcionados al ingresar no habrían sido devueltos por el alojado al momento de retirarse del lugar, por lo que se inició una causa con intervención de la Justicia.

Tras una orden firmada por el juez que interviene en la causa, en horas de la mañana del domingo, personal de la Comisaría Primera y de la Brigada de la UR1 se trasladaron hasta una vivienda del barrio La Pilar de esta ciudad, donde se dio cumplimiento a la medida judicial, “secuestrándose un toallón color blanco que guarda relación con la presente causa, documentándose fotográficamente el hallazgo con personal de la Dirección de Policía Científica”.

Conforme lo expresado por el juez, se le notificó situación legal al imputado y continuó con su libertad ambulatoria. El toallón secuestrado fue trasladado a la dependencia policial, quedando todo a disposición de la Justicia.

 

Con información de La Mañana

COMPARTIR:

Tambien te puede interesar...