Connect with us

Buscador de noticias

Locales

Alerta en PAMI Formosa ante persecución ideológica y despidos

A nivel nacional, los gremios pusieron el grito en el cielo. En la provincia afirman que “van por la cabeza de todos los de Juntos por el Cambio” que ingresaron a trabajar durante la gestión anterior.

El organismo que preside a nivel nacional la kirchnerista Luana Volnovich suma un nuevo capítulo en los conflictos con trabajadores, y todo ocurre en medio de la pandemia por el Covid-19, cuando el propio estado nacional prohíbe los despidos sin causa ante la grave crisis económica derivada de más de 200 días de cuarentena en el territorio argentino.

El primer episodio de ajuste K en el PAMI se dio en Marzo pasado, cuando dejaron en la calle sin justificación alguna a más de 100 empleados en todo el país.

“Estamos atravesando un grave problema en medio de la pandemia, siguen el despido de trabajadores. En marzo despidieron a 100 trabajadores y ahora siguen con 70 en diferentes partes del país y la idea es llegar a 800 despidos en total”, relató una alta fuente gremial nacional.

“Estamos denunciando esto públicamente y vamos a realizar la semana que viene medidas de acción directa en todo el país” advirtió. “Se filtran listas y esto genera malestar y zozobra porque los despidos no obedecen a una restructuración del Instituto, esto tiene un claro tinte político. Los compañeros son echados sin justa causa, no se debe a su accionar o algún tipo de conducta”, indicó.

La situación en Formosa

Van a echar directamente a la calle a los encargados de las agencias del interior, que ingresaron en la gestión de Macri”, informaron fuentes locales.

En 2015, la situación del PAMI local era incierta. Envuelta en escándalos de corrupción y en una feroz interna del PJ formoseño por el botín, la sede estaba intervenida desde la central. Varios eran los cargos jerárquicos que se encontraban vacantes.

Al asumir la gestión de Juntos por el Cambio, supo reordenar la casa y ocupar esos lugares claves para coordinar el trabajo de la entidad, principalmente en el interior.

“Uno entiende que cuando cambia la gestión, esos cargos son los primeros fusibles, pero una cosa es cambiar de puesto a un trabajador y otra es dejarlo en la calle porque no piensa como uno”, sostuvo en off un veterano empleado de la UGL local.

“Los de cambiemos vinieron a ponerse a trabajar, siempre nos trataron bien a pesar de nuestras diferencias”, agregó la fuente.

Cabe recordar que, a principios de este año, 2 trabajadores de la entidad identificados con Juntos por el Cambio fueron despedidos sin causal alguna, en un antecedente que habla a las claras de una “caza de brujas” hacia quienes piensan distinto.

En la oposición formoseña, varios son los referentes decididos a iniciar acciones legales ante una posible ola de despidos. “Son trabajadores como cualquier otro, cuando atienden a nuestros abuelos no piensan si son radicales o peronistas, demostraron estar comprometidos con la institución y sus valores, se han ganado el respeto de sus pares a fuerza de trabajo y dedicación”, expresó un destacado dirigente, conocedor del mundo PAMI.

Cuando la dirección la tomó Juntos por el Cambio, no se echó ni se persiguió a nadie por ser peronista, por el contrario, se demostró que lo importante era resolver los problemas y revalorizar el trabajo de la institución, algo que fue muy valorado incluso por los militantes del peronismo que trabajan en PAMI”, aseveró.

COMPARTIR:

Tambien te puede interesar...