Connect with us

Buscador de noticias

Locales

Bares de Formosa continúan reclamando la reapertura y critican “la ausencia de diálogo”

Los trabajadores de Tatané y los dueños realizaron una sentada en la vereda del bar “para mostrar cómo estamos, que tenemos las mesas vacías, hace casi seis meses estamos con las sillas dadas vueltas, hoy solo estamos generando deuda y es muy acotado el ingreso por delivery y no ayuda a cubrir los gastos fijos”.

Diego Torales, uno de los propietarios de la cervecería Tatané, lamentó la falta de comunicación por parte del gobierno provincial y advirtió que los bares como el suyo continúan endeudándose ante la falta re reapertura. ⠀

El cervecero afirmó “el riesgo está en todos lados y no son los bares los que van a ingresar los virus, nosotros necesitamos una respuesta”. Recordó además que presentaron un protocolo hace un tiempo, pero no obtuvieron respuestas ni un aviso que lo habían revisado.

“Casi 6 meses con mesas vacías. Puestos de trabajo perdidos y una ciudad dejando extinguir una actividad que le daba vida a nuestra Formosa”, explicaron en sus redes sociales.

“Está comprobado que NO somos una actividad de riesgo de contagio, si se respetan los protocolos (registro de clientes, temperatura, espacios abiertos con distanciamiento y todas las normas de higiene). Somos una alternativa de recreación para que se eviten tantas reuniones clandestinas”, argumentaron.

“Se puede gestionar la actividad como en todo el país y el mundo, sabiendo además que no tenemos circulación viral, gracias al trabajo hecho hasta ahora. Casi 6 meses sin diálogo. Somos parte de la solución, no del problema”, insistieron.

Café del Pueblo

Por su parte, desde el reconocido bar/café de la ciudad manifestaron en redes sociales que “la única verdad es la realidad, la nuestra, como la de muchos, es fulera, finita y determinante”. “Pasaron seis meses desde el inicio de todo esto, tiempo suficiente hasta para hacer bien las cosas”, cuestionaron.

“Hace un mes decidimos parar nuestra actividad y renunciar a las mínimas posibilidades de acción permitidas, es que no iba más, y si hablamos de realidad, estamos peor que antes”, afirmaron.

“Las posibilidades existen, algunos las llaman protocolos. Eso es lo único que nos mantiene acá, con un poco de esperanzas y ganas de seguir, pero nos enfrentamos a un sinsentido. Consideramos que la falta de comunicación y la nula capacidad de interpretación de las autoridades nos ponen contra las cuerdas, nuevamente”, criticaron.

COMPARTIR:

Tambien te puede interesar...