Connect with us

Buscador de noticias

Nacionales

El banderazo superó las expectativas y marca la vuelta del campo a las rutas

La protesta convocada por productores autoconvocados tuvo fuerte respaldo en pueblos rurales y grandes ciudades del centro del país.

Miles de productores rurales autoconvocados se movilizaron este sábado por la tarde en varias localidades del interior del país en una protesta que se denominó “Banderazo Federal” en rechazo al proyecto oficial de expropiación de la empresa Vicentin.

Los principales puntos de concentración de los manifestantes se dieron, tal como adelantó LPO, en las provincias del centro del país con fuerte componente agropecuario como Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos, Mendoza y San Luis, entre otras.

El dato fue que la convocatoria -que se originó en los pueblos rurales- tuvo fuerte respaldo en grandes ciudades como Capital Federal, Rosario, Córdoba, Paraná y hasta en algunas localidades del norte y sur del país como Corrientes, Tucumán y Bariloche.

Las movilizaciones se llevaron a cabo, en muchos casos, bajo las consignas “en defensa de la propiedad. Hoy es Vicentín. Mañana sos vos” y los hashtag en redes sociales “#20JBanderazoPorLaRepublica”, “#NoNosVanACallar” y “#BanderazoNacional”.

La principal movilización se realizó en el acceso a la localidad de Avellaneda, donde se encuentra la sede central de Vicentin. Allí se concentraron miles de personas en defensa de la cerealera y de la propiedad privada en una ciudad con unos 30.000 habitantes.

La convocatoria se empezó a gestar la semana pasada en varios chats grupales y redes sociales donde se fueron sumando miles de adherentes en el campo donde se respira un aire similar al de la 125 en 2008 a partir de la intervención de la cerealera santafesina.

Las manifestaciones reportadas en más de 60 localidades del interior superaron las expectativas de los productores que se envalentonaron después de que Alberto Fernández diga que “no me preocupa el banderazo; es gente que está confundida”.

Los dirigentes de las cuatro entidades rurales nucleados en la Mesa de Enlace decidieron mantenerse al margen de las protestas en el interior productivo para evitar que sectores de la política busquen deslegitimar el banderazo de los autoconvocados.

Lo mismo ocurrió con la oposición que, si bien hace unos días amagó con sumarse al banderazo, se mantuvo al margen para evitar quitarles protagonismo a los productores. Sólo la agrupación “Campo Más Ciudad” (vinculada a Cambiemos) se mostró activa.

Como sea, el banderazo ya empezó a tener repercusiones políticas en Santa Fe y Córdoba dado que muchos manifestantes de esas provincias apuntaban directamente contra los gobernadores Omar Perotti y Juan Schiaretti y sus diputados nacionales.

En algunas localidades del interior, debido a las restricciones implementadas para circular por el Covid-19, los diferentes grupos de productores rurales se movilizaron con banderas argentinas en sus vehículos tocando bocina por sus propias localidades.

En este contexto, en el campo están convencidos que si el Gobierno avanza con la expropiación de Vicentin volverán a manifestarse. “Lo de hoy es el comienzo de un plan de lucha en defensa de la propiedad y de la división de poderes”, repetían.

De hecho, ya son varias las entidades, cámaras y asociaciones vinculadas al sector agropecuario que se declararon en estado de alerta y movilización en un mensaje a la Casa Rosada y a los gobernadores en un conflicto con consecuencias aún desconocidas. 

El obelisco porteño fue otro de los focos de la protesta. Más allá de que desde Juntos por el Cambio se corrieron de la convocatoria, algunos de sus dirigentes participaron de la manifestación. “Nosotros no la alentamos, pero tampoco le dijimos a nadie que no fuera”, confiaron desde la alianza que conforman el PRO, la UCR y la Coalición Cívica.

Fuente: La Política Online

COMPARTIR:

Tambien te puede interesar...